.

.

.

martes, 7 de febrero de 2017

RECETA DONAS FÁCIL Y SIN LEVADURA.

 ¡HOLA!
Hoy te traigo una receta de algo muy rico y también muy popular.

¡DONAS!
Ya sé, ya sé, sabemos que son ricas, y que lo primero en que piensas al oír su nombre es en Homero Simpson.



Bueno, no sufras.
Si te es muy difícil conseguirlas o en tu país no son tan populares, aquí te dejo la receta de como hacerlas.

Biennn. ¿Qué voy a necesitar?
Algunos ingredientes baratos y comunes.

Dos tazas de harina común o harina leudante.
1 taza de azucar.
1 taza de leche.
Dos cucharaditas de polvo para hornear.
Una cucharadita de sal.
Esencia de vainilla. (De la que le pondrás una o dos cucharaditas)
2 huevos.
3 cucharadas de mantequilla derretida.



¡YA LO TENGO! ¿Y ahora?

Pues bien, el primer paso es conseguirte un bol donde vas a colocar la taza de azúcar, los dos huevos, la cucharadita de sal, y las 3 cucharadas de mantequilla derretida.
Hasta acá debes tener todo junto y tendrás que mezclarlo hasta obtener una mezcla amarillenta, a la que le añadirás la esencia de vainilla y vas a volver a mezclar hasta incorporar.

¿Lo tienes? Estupendo.
Lo siguiente es agregar las dos cucharaditas de polvo para hornear, como también añadirás de forma gradual las dos tazas de harina, mientras te buscas una paleta de repostería y comienzas a unir nuestra mezcla con la harina.
ESO SÍ, no te olvides también de ir añadiendo la taza de leche.
Recuerda que no es necesario añadir la taza de leche entera, a menos que añadas más harina, de lo contrario se te puede pasar de una masa consistente, a una masa liquida, y no es lo que queremos.


¿Como sé que la masa me quedó bien?
Sí te quedó pegajosa, básicamente.
Sí, se te pegará en los dedos, pero el truco está en lo siguiente.

Vas a irte a una superficie plana, donde vas a poner nuestra masa pegajosa, no sin antes espolvorear harina en la superficie.
Vas a amasar agregando espolvoreo de harina, esto para que no se te pegue en las manitas. Y vas a cortar poquitos de masa, lo que te alcance en el huequito de tu mano, y con un rodillo vas a aplanar.

El grosor perfecto de nuestra masa ya aplanada no debe superar los dos centímetros.
Ahora, vas a buscarte dos tapitas, esas de las botellas.
Una grande, y la otra pequeña. ¿Para qué?
Para cortar la circunferencia perfecta de la dona, y el huequito del medio.

Luego te preparas una olla donde pondrás aceite lo justo para que tus donas queden bañadas, y se puedan freír correctamente.

Google+ Followers